Nutricionistas Recomiendan Evitar Consumo Excesivo De Sal Para Prevenir La Hipertensión Arterial

Una de las principales causas de la hipertensión es el consumo excesivo de sal, encontrándose una buena parte del exceso en las comidas y en los productos procesados como embutidos, cremas o sopa instantáneas, snacks, salsas procesadas, bebidas gaseosas, alimentos ahumados y enlatados, ya que estos contienen altas cantidades de sodio.

Para controlar el aumento de la presión arterial y prevenir la hipertensión arterial un factor de riesgo para desarrollar casos graves de COVID-19, el decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Lic. Antonio Castillo Carrera, recomienda restringir el consumo de sal o de los alimentos que contenga altas cantidades de sodio, asimismo, realizar actividad física diaria, dejar de fumar, controlar el consumo de alcohol y disminuir de peso.

La hipertensión arterial es una enfermedad que no presenta síntomas claros, apareciendo generalmente cuando esta se vuelve crónica y ya ha causado daño progresivo de diversos órganos en el cuerpo, en particular al corazón, cerebro, riñones y es una causa frecuente de infarto del miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Según el INEI, la prevalencia de hipertensión arterial en personas de 15 y más años de edad a nivel nacional para el 2019 fue de 17.6%, siendo la población de Lima Metropolitana con una mayor prevalencia con 20.4%, seguido por la población residente en el resto de costa con 18.6%.

Recuerde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir como máximo solo una cucharadita de sal (5 gramos) al día, tanto en forma añadida como los que contienen los propios alimentos.

Recomendaciones adicionales:
* En sus guisos, sopas y otras comidas preparadas, no agregue sal extra al momento de consumirlas.
* Sazona tus preparaciones con ingredientes naturales, como ajos, cebollas, tomate, pimiento, orégano, muña u otras hierbas aromáticas, en lugar de sazonadores comerciales que contienen mucho sodio.
* Reemplaza las sopas instantáneas, embutidos y bocaditos salados por alimentos frescos y naturales como sopas caseras, carnes naturales.
* Lea cuidadosamente el etiquetado de los productos y elegir alimentos con menos de 0,25 gramos de sal por ración evitando aquellos con más de un gramo por ración.
* Acuda a un profesional de la salud para su tratamiento especializado, y recuerde asesorarse por un nutricionista para un plan de alimentación que se ajuste a sus necesidades.